APRENDE A AMARTE

Cuando te valoras, no existe nada ni nadie que pueda hacerte sentir desvalorizada, despreciada o rechazada. Eres tú la que se siente así. El otro no tiene el poder de hacerte sentir nada sin tu consentimiento.
Cuando aprendes a amarte y aceptarte completamente es cuando comienzas a transformarte y sentirte libre. Ninguna opinión externa cuenta más que lo que tú sientes en lo más profundo de tu corazón.
Por eso, si te critican y eso te afecta, te invito a revisar si en algún lugar muy íntimo tú también te criticas. Si es así, el otro sólo te está reflejando esa no aceptación hacia ti misma.

El amor incondicional a uno mismo es la llave hacia la plenitud y libertad. Muchos pueden pensar que si se aceptan completamente entonces dejarían de transformarse ya que no verían nada que cambiar. En mi experiencia no es así. Cuando te aceptas completamente es cuando más te transformas pues puedes empezar a soltar todo aquello que ya no te sirve. Al aceptarte completamente caen las críticas hacia ti mismo. Si haces algo que no te sirvió o no te dio resultado puedes verlo y corregirlo pero sin castigarte y recriminarte por ello. De esa manera el cambio es mucho más gentil.

La crítica generalmente nos mantiene inmovilizados en aquello que deseamos cambiar. Tantas veces nos repetimos que no somos buenos, que no merecemos, que somos inadecuados, que terminamos creando esa realidad para nosotros.
El desafío es empezar a sentir que somos merecedores de todo lo bueno, que podemos ser aquello que queramos ser y que hay una fuerza permanente dentro de nosotros capaz de crear cosas extraordinarias. Sólo tenemos que aprender a soltar todas aquellas creencias sobre nosotros mismos que nos limitan. Y cómo lo hacemos? Aprendiendo a amarnos incondicionalmente.

Hoy te invito a soltar las críticas hacia ti mismo, a hacer lo que deseas en lo más profundo y no lo que crees que los demás esperan de ti, a ser coherente con todo tu ser, a legitimarte en cada momento, aún en la tristeza, la bronca o el dolor. Sólo aceptate completamente y deja que las emociones fluyan sin resistirte y sin  pensar que no deberías estar sintiendo eso. Es lo que es y cuanto más rápido lo aceptes más rápido ocurre la transformación.
Amáte a ti mismo y el mundo entero comenzará a reflejarte ese amor que sientes por ti.

Te mando un gran abrazo,

Pía Andújar
Master Coach Profesional
Directora de Coaching para la Conciencia

Comentarios

comentarios